Dear grandma, I’m eating well, don’t worry

I completely disagree with a few people who have come to China and then tell that every dish is bad and there’s nothing to eat. What I agree is that Chinese food is a little different from the one you can enjoy in Santo Domingo (even though some dishes are exactly the same), and that after a while in a place where gastronomy is so different you really miss your day to day food.- By the way I really miss mangú and yellow plantain pastelón! Here they don’t even know what a plantain is.

In my last time in Beijing I ate in hotels and restaurants picked by the competition staff, but now, after eating in canteens, restaurants, street trucks etc. I can say that here there’s plenty of good food to eat.

Food 🙌 #moonfestival #restaurant #food #beijing

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

For breakfast I have bread, milk and coffee, oatmeal, baozi (a type of bread filled with vegetables or meat), boiled eggs, fruit… I can enjoy good and cheap food at the university canteen. My favorites? Eggplant, sauté spinach, orange chicken, noodles… and after eating fruit again I can sometimes finish my day with baked sweet potato!

The problem of the image of Chinese food is that tour agencies do not provide a better picture for how Chinese food is. In National Day Holiday vacations I had the opportunity to go to Inner Mongolia, a province in the north of China. The trip was unforgettable: riding horses on the green grasslands, sleeping with winter boots because of the extreme cold at night, going to a desert, riding a camel, going to Buddhist temples… and eating over and over the same disappointing dishes.

Some curious things in my search of stuff to eat:

Bagged milk and yogurt

Milk cartons? Bottles? Why if we can sell bagged milk! You can get plain milk, chocolate milk, and mysterious flavored yogurts packaged in 250 ml bags.

Cheese

All that varieties of milk and yogurt, and not a single good cheese, what a pity. Cheese is not common at all in China, or butter.

Sweet bread

I’m used to salty bread, but Chinese bread is sweet. You can’t make a regular sandwich with it… trying different brands found one that suits me and have stick to it since.

Cocoa powder

Oh cocoa powder, I searched you everywhere! They just sell it in a few places, or in the internet, you can find anything here on the internet. Occidental products are expensive everywhere though.

Nuts and dry fruits

Here is so common eating dried food, and Chinese people love peanuts (and so do I). You can find places that sell them and see all the toasting process and then by per pound. Convenient and at a good prices.

Eating in China is an experience: a lot of things to choose and try. I’ve had a lot of good surprises, and a few bad choices.

En español aquí.

Anuncios

Querida abuela, estoy comiendo bien, no te preocupes

Estoy en completo desacuerdo con las personas que han venido a China y dicen que todo es malo y no hay nada que comer, aunque claro, para los gustos los colores. En lo que estoy de acuerdo es que la comida china en China es distinta a la comida china “aplataná” que se puede disfrutar en Santo Domingo (aunque ciertos platos son muy parecidos) y que luego de un tiempo en un país con una gastronomía tan distinta  es muy común añorar la comida que acostumbras comer- ¡Ay, cuanto extraño un mangú o un pastelón de plátano maduro! Aquí nunca han visto un plátano.-

La vez anterior que vine a Beijing comía en su mayoría en hoteles o restaurantes seleccionados por el staff del concurso, pero esta vez, luego de comer en cafeterías, restaurantes, puestos en la calle y demás puedo afirmar con seguridad que aquí hay muchas cosas buenas que comer.

Food 🙌 #moonfestival #restaurant #food #beijing

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

Desayuno pan, café con leche, avena, baozi (un tipo de pan relleno de vegetales o carne), huevo hervido, frutas… Puedo disfrutar de buenas comidas bien asequibles en la cafetería de la universidad, ¿Mis favoritas? Berenjenas, espinacas salteadas, pollo agridulce, fideos chinos… y luego de comer fruta nuevamente puedo culminar el día de vez en cuando con ¡batata horneada!

 Creo que el problema a la imagen gastronómica China son las compañías turísticas. En las vacaciones de la Semana Nacional China tuve la oportunidad de conocer Mongolia Interior, una provincia en el norte de China. El viaje fue inolvidable: cabalgar en las verdes praderas, pasar un frío tremendo en las noches a nivel de dormir con botas de invierno, conocer el desierto, montarme en un camello, visitar templos budistas… y comer una y otra vez exactamente los mismos decepcionantes platos.

Algunas curiosidades en mi búsqueda de comestibles:

Leche y yogurt en funda

¿Cartones de leche? ¿Botellas? ¡Para qué, si se puede vender en fundas! Hay fundas de leche blanca, leche con chocolate y yogurt de distintos sabores de lo más curiosos…

Queso

Con tantas variedades de leche y yogurt podría pensarse que aparecería algún buen queso, pero la verdad es otra. El queso no es común para nada en la dieta China, así que es uno de esos productos en los cuales alto precio no significa buen sabor.

Pan dulce

Estoy acostumbrada a que el pan sea ligeramente salado, pero aquí el pan tiene un dulzón bastante peculiar que cambia el sabor a cualquier sándwich, por pura casualidad encontré uno al que me he adaptado bastante bien.

Chocolate en polvo

¡Te busqué en todos lados y al fin te encontré! En pocos lugares venden chocolate en polvo, algo tan común en occidente (aunque pude haberlo encontrado fácilmente en internet, los chinos compran muchas cosas por ese medio en páginas como taobao).  Los productos occidentales son en su mayoría bastante caros.

Nueces y frutos secos

Aquí es muy común comer frutos secos, ¡Los chinos aman el maní! (y yo también), se pueden encontrar puestos de nueces y frutos secos, ver como los tuestan y comprarlos por libra. Bastante convenientes y a buen precio.

En fin, comer en China es toda una experiencia, hay mucho de donde escoger y he tenido muchas gratas sorpresas y claro, de vez en cuando alguna mala elección.

In english here.

Primeras semanas en China y emociones encontradas

Estos días todo ha estado en altas y bajas: rodeada de un sinnúmero de nuevas e interesantes personas, pero sintiéndome más sola que nunca, lejos de mi familia, amigos, amor; conociendo nuevos lugares, agobiada de tareas y exposiciones…

China, nos vemos en unas cuantas (muchas) horas #travel

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

Llego a China, esta vez con todo mi equipaje sin ningún percance, y entre la multitud de letreros en mandarín encuentro el que corresponde a mi universidad, sonrisas me dan la bienvenida y espero con el staff y los estudiantes que ya habían llegado al resto de los estudiantes que llegaban el 1ro de Septiembre. Me siento alado de una chica de Norteamérica con cabello trenzado y de un estudiante y banquero alemán, conversamos mientras esperamos la invitación a irnos del aeropuerto y Beijing nos recibe con su famoso tráfico apretado.

Esa noche, el no tan blando colchón de lo que luego llamaría casa se sintió como dormir en nubes, y la simpática americana con trenzas pasó a ser mi compañera de habitación.

The campus #beijing #studying

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

La semana pasó rápidamente entre papeleos y ubicación geográfica. La diferencia entre una semana como turista en New York y una semana ubicándome en lo que sería mi nueva universidad y casa por el próximo semestre es abismal.

Empiezan las clases: el primer día el nivel se siente demasiado avanzado, pasan los días y me doy cuenta que aunque bastante exigente, entiendo a los profesores, las asignaciones y a mis compañeros. Tal como se burlaba uno de los estudiantes de otra carrera: los estudiantes de idiomas tienen 4 horas de clases y 6 horas de tarea diaria (por lo menos).

Rainy day 😶 #beijing

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

Emocionalmente: altas y bajas. Conozco un montón de personas interesantísimas pero me siento más sola que nunca, aunque poco a poco va mejorando, y ya no me permito desayunar, comer y cenar sola el mismo día. Extraño demasiado a todas las personas que forman parte de mi vida y un abrazo no me caería mal.

No salgo del campus hasta el fin de semana luego de la primera semana de clases (dos semanas después, ¿en serio?, si vieran lo grande que es el campus y la cantidad de asignaciones me perdonarían). Nos dirigimos a nada más y nada menos que una disco, 1:30 am y mis compañeros no tienen ni la más mínima intención de regresar, me duele la cabeza, escribo a ver si algunos de los estudiantes que están en la cercanía están en las mismas que yo, y obtengo dos nuevos amigos para compartir taxi de regreso.

Hoy, entre café exageradamente caro, conversación awkward con una china random para una tarea y unos largos minutos perdida en Beijing junto con nuevas amigas, llego a casa: a prepararme para una nueva semana de estudios, quehaceres, buenas y malas decisiones alimenticias, lugares, personas y emociones encontradas.

Hasta ahora, el mejor

Unos días atrás, restaurant con amigos, víspera de mi cumpleaños

-En unas horas tendré 22, el tiempo pasa muy rápido.

-Este año ha sido el mejor de tu vida, ¿verdad?

-Bueno, no exactamente este año, habría que remontarse a unos meses antes.

 

De mayo de 2014 al día de hoy han ocurrido muchas cosas significativas, algunas realmente importantes, y otras que simplemente me emocionan. Cumplir metas, implementar nuevos hábitos, conocer nuevas personas, nuevas cosas.

 

1- Ganar el concurso en el que había participado 3 veces antes sin éxito

La primera vez me lo esperaba, no llevaba ni 6 meses estudiando mandarín y solamente los sábados, la segunda también… al menos gané el 3er lugar. La tercera vez que participé la derrota me tomó por sorpresa. Pero el fracaso es la madre del éxito, y armada de valor y orgullo me dispuse a participar nuevamente: preparándome meses antes, retándome a cada instante, practicando de domingo a domingo y logrando el éxito anhelado.

Me siento bendecida, agradecida, feliz, orgullosa de mí misma. Hoy he cumplido uno de mis sueños, gané el primer lugar del Puente Chino, competencia de mandarín para estudiantes universitarios, ¡con 98.7! ¡Aún no me lo creo, me voy para china!

Gracias, muchas gracias, a todos aquellos que han estado conmigo, que me han apoyado, a los que estuvieron ahí aplaudiendo y a aquellos que estuvieron allá con el corazón. Gracias a mis profesores de mandarín, a profe Zhang, a Intec, a los amigos que me aguantaron practicando mandarín en cada reunión, a mi novio por ayudarme a practicar y darme ánimo; a mi familia, mis hermanos, mis padres, por estar siempre ahí, apoyarme, ayudarme, pues sin ellos no hubiese podido llegar hasta aquí, a mi nana, a la modista, a mi amiga bailarina, a los jueces, a mis compañeros de clase, a Dios por encima de todo, de verdad, gracias.

(Mayo 2014)

2- Viajar sola

#greatwall #china2014

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

Gracias al concurso mencionado tuve la oportunidad de  viajar a China.

Anteriormente, mi idea de viaje consistía en hacer mi maleta (la cual sería revisada con mucho cariño por mi mamá para que no faltara nada), despertar a tiempo para tomar el auto/avión y hacer lo que mis padres hubieran organizado.

Esta vez al cruzar las puertas del aeropuerto todo estaría en mis manos: check in, aduanas, llegar al avión a tiempo, acomodar mi maleta en el maletero superior, entretenerme en un vuelo de más de 15 horas, hablar con extraños, buscar maletas, darme cuenta que no está y reclamarla en otro idioma, y afrontarme a cualquier vicisitud que se presentara.

Resultado: Enamorarme más de lo que ya estaba de viajar.

3- Conocer personas de todos los continentes

Ya conocía a algunas personas de otros países de América, a algunos pocos de Asia y Europa. ¿Pero hacer amigos de cada continente? ¿Conocer a personas extraordinarias de países como Uzbequistán, Madagascar, Indonesia o Zambia? No me lo imaginaba.

#china2014

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

4- Aparecer en televisión 

El 汉语桥 no es solo un concurso en el que participan estudiantes de mandarín de casi todos los países del mundo, sino que también es un show de televisión transmitido en toda China, y disponible online para público de otros países.

 

 

Practicar una y otra vez este pequeño intro se sentía como una fiesta en la cual todos éramos uno.

5- Graduarme

Amanecer cortando cartones, papeles, diseñando en la computadora, sacando presupuestos, lijando prototipos. Sufrir por una capa de pintura que no se seca a los pocos minutos de una entrega. Conocer personas fenomenales con puntos de vista muy diferentes.

Y luego, graduarme.

We did it!!!! 💕💕🙆#designers #graduation

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

 

 

Summa Cum Laude, by the way.

6- Amar

No es mi primer amor, no nos hicimos novios este año, pero no puedo dejar de añadirlo a la lista de cosas que hicieron que este año fuese increíble. Punto.

 

❤ #latepost #beach #dominicanrepublic

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

 

7- Empezar a nadar

Este año me digné a empezar a practicar un deporte, y la natación de cierta forma me eligió. Empecé gracias a algunos dolores en las articulaciones y seguí porque estar en el agua es excepcional. Ahora con los preparativos del viaje me he alejado un poco de las prácticas, espero que en China pueda retomar esta actividad tan relajante.

8- Trabajar en la radio

En el diplomado de Oratoria y Maestría de Ceremonias #discurso #recording #engrabacion @escuelaedoco

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

 

Siempre he escrito mis pensamientos, pero el escenario me estaba llamando así que hice un Diplomado de Oratoria y Maestría de Ceremonias, tomé un intensivo de Locución para aumentar mi capacidad de expresarme y me atreví a hablar en la radio.

Puedes escuchar la grabación de uno de los programas aquí.

9- Grabar una canción

Me gustaba cantar desde pequeña. Mis padres me cuentan que le quería tomar el micrófono a todo el mundo: el padre en la misa, el cantante en la fiesta… Canté por muchos años en el coro del colegio y de la iglesia. Y luego conocí a un grupo de intérpretes que buscaban una voz femenina. Y pues nada, Johanna puede decirles a sus futuros bisnietos que grabó una canción.

10- Ayudar

Mi hermana, mejor amiga y lo que más quiero #colectatecho #techoRD #sister #happy

A post shared by Johanna Lopez (@johalopezta) on

Nunca había cruzado la calle tantas veces, no me imaginaba que las personas que van en carro público dan más que los que andan en vehículos de lujo; y tampoco que juntos, pesito a pesito podemos recaudar más de tres millones.

11- Iniciar un blog

Leo blogs, paso mi tiempo libre viendo videos de Youtube, escribo artículos, y no me había atrevido a iniciar (y mantener) un blog. ¿Qué mejor momento que éste?

Viaje a China, preparativos y cuentos anteriores

Johanna en vestido de opera chinaEn menos de 3 meses estaré yendo a China, para estudiar 1 semestre de Mandarín Avanzado, por lo mismo he estado nerviosa, emocionada y obsesionada por todos los preparativos que debo realizar. Soy de un país tropical, no he estado nunca a menos de 20⁰ C, y voy a estar en Beijing, donde la temperatura puede bajar a más de -10⁰ C.

El año pasado tuve la maravillosa oportunidad de ir a China a concursar en el Puente Chino para estudiantes Universitarios, de lo cual he estado escribiendo varios artículos para la Revista La Colmena (Parte 1, Parte 2, Parte 3), pero ese viaje fue en pleno verano, y mientras mis compañeros de aventura estaban exhaustos por el calor, yo me sentía en mis aguas.

He estado leyendo todas las packing list posibles, de bloggers de distintos países: que si cómo empacar para Europa, NYC, Canadá, Japón en invierno, listas de empaque de personas que viven viajando alrededor del mundo sólo con una maleta de mano, listas de personas que necesitan 2 maletas para vivir 3 meses, y la verdad ninguna es “the chosen one” para mi.

Me interesa el minimalismo y empacar ligero, pero creo que no es lo más prudente empezar a viajar carry on only en mi primer viaje de larga duración. Y creo que mi elección para este viaje será la misma que para los demás que he realizado (siempre en verano) : 1 maleta registrada, y 1 mochila como maleta de mano.